@MakingFood
Publicado el 2015-05-29

Hoy hablaremos de otra hierba sedante la VALERIANA: Valeriana officinalis es, sin duda, el tranquilizante natural más conocido. Su principal uso está relacionado con los trastornos del sueño y su consumo es habitual, sobre todo, entre quienes padecen insomnio. Se trata de una planta originaria de Europa y de ciertas zonas de Asia, aunque en la actualidad está muy presente en América del Norte. Su cultivo es propio de las zonas húmedas y está tan extendido que encontramos plantaciones en países tan dispares como Bélgica, Holanda, India, Japón, Colombia o las regiones andinas de Chile y Argentina. Para la elaboración de los productos que contienen dicha planta, lo que se emplea en la preparación es el aceite esencial que se obtiene de su raíz y que posee una potente acción sedante. Propiedades comunes de la valeriana La valeriana actúa como un agente sedante, relajando el sistema nervioso y el cerebro. Al contrario que sucede con otros tranquilizantes, esta planta no agota ni debilita a quienes la consumen, por lo que se suele recomendar su toma principalmente en personas que tengan problemas para conciliar el sueño. También se recomienda para aquellas afecciones relacionadas con el estrés y la ansiedad que cursan con otras reacciones tales como la histeria, dolores de cabeza y migrañas, dolores estomacales o hipocondría. Del mismo modo, alivia los síntomas de angustia, emotividad o tristeza, así como el nerviosismo. A la vez que ayuda a estabilizar el ritmo cardíaco, por lo que su ingesta puede estar recomendada para aquellas personas que padecen arritmias. Esta hierba tiene contraindicaciones y ellas son: Bajo ningún concepto es recomendable mezclar valeriana y alcohol ya que dicha combinación intensifica el efecto de somnolencia que genera la valeriana. Del mismo modo, no debe combinarse con medicamentos sedantes tales como depresores del sistema nervioso central o benzodiazepinas, ya que ambas combinaciones también pueden incrementar en gran medida los efectos de somnolencia producidos por la valeriana. Su consumo no está recomendado durante el embarazo, la lactancia ni en los niños menores de 3 años. . Respecto a su uso externo, no debe aplicarse el aceite esencial de valeriana en niños menores de 10 años ni en personas que padezcan alergias respiratorias. La valeriana también disminuye la rapidez con la que el hígado descompone algunos medicamentos. Por tanto, si se mezclan con esta planta, esto podría aumentar los efectos secundarios de dichos fármacos. En cualquier caso, no debe administrarse nunca de forma continuada durante más de diez días seguidos, ya que puede producir adicción, y es recomendable dejar un período de descanso entre tomas de, aproximadamente, 15 a 20 días Hasta mañana! Dra Claudia Jacobzon

@MakingFood
Publicado el 2015-05-27

Amigos comenzaremos un rincón sobre hierbas para que conozcamos los beneficios que nos brindan Hoy hablaremos de una de tres hierbas que nos ayudan a estar tranquilos cuando sentimos que ya no podemos mas MELISA : (toronjil , llamada asi también por su profundo olor a limón) Las infusiones de melisa son un sedante reconocido por sus virtudes tranquilizantes. La melisa constituye uno de los mejores remedios contra los problemas de los nervios, tanto en aquellas situaciones de desasosiego personal como cuando esta inquietud tiene su reflejo en alguna parte del organismo, produciendo reacciones desagradables. La melisa es un sedante reconocido cuyas virtudes para tranquilizar los nervios y evitar el reflejo de estos en el organismo han sido desde hace mucho tiempo ampliamente reconocidas. Los ácidos caféico y oleanólico, junto con sus alcoholes y terpenos, le otorgan esta propiedad. Entre las principales aplicaciones, destacaremos: Estrés: En situaciones de estrés personal, causado por múltiples causas de la vida moderna Problemas de angustia personal: Cuando nos encontrados angustiados, con una sensación de opresión en la boca del estómago, o parece que no encontramos solución a los problemas personales, la melisa puede ayudarnos a sentirnos más tranquilos. Insomnio: Además de tranquilizante de los nervios, el toronjil tiene propiedades ligeramente narcóticas. Todo ello resulta interesante cuando se tiene dificultades para dormir. Problemas físicos de naturaleza nerviosa: Son muchas las ocasiones en que un desequilibrio nervioso tiene su manifestación en el organismo produciendo alteraciones físicas. Entre las situaciones más características que pueden tener un origen nervioso tenemos: Taquicardias o palpitaciones: En las palpitaciones de origen nervioso la melisa tiene la propiedad de tranquilizar el músculo cardíaco y restablecer el ritmo normal del corazón. Espasmos musculares: Pueden producirse por esfuerzos físicos o simplemente tener un origen nervioso. En un caso u otro la melisa constituye un buen tónico muscular que fortifica y ayuda a relajarlos También actúa sobre problemas digestivos,ya que internamente, las propiedades sedantes de esta planta pueden ser útiles para calmar los espasmos del aparato digestivo al actuar sobre la musculatura de sus órganos: Malas digestiones: Las infusiones de esta planta después de las comidas ayudan a digerir mejor los alimentos. Dolor de estómago: Retortijones de origen nervioso del estómago o cólicos intestinales pueden también calmarse mediante tisanas realizadas con las flores y las hojas de esta planta. Vómitos producidos por nervios en el estómago pueden minimizarse con el uso de esta planta. Flato o presencia de gases que producen hinchazón estomacal y malestar. La melisa es originaria de la cuenca del mar Mediterráneo. Difundida por el cultivo, se ha naturalizado en toda la Europa templada. Crece de forma silvestre en prados húmedos, claros de bosque, a la vera de los ríos o en setos y campos cultivados, sobre suelos ricos en materia orgánica Bien amigos, hasta mañana que hablaremos de otra de las tres hierbas mencionadas y mañana será el turno de la VALERIANA Dra Claudia Jacobzon

@MakingFood
Publicado el 2015-05-24

LLega una fecha patria y tomaremos la historia de una de nuestras comidas tradicionales EL LOCRO: En el libro ‘Historia Moral y Natural de las Indias’, el antropólogo Joseph Acosta, de la orden jesuita, da a conocer en 1590 un locro con papas elaborado por los Incas: “…Comense también las papas así frescas cocidas o asadas, y de un género de ellas más apacible, que se da también en lugares calientes, hacen cierto guisado o cazuela, que llaman locro”. Otro jesuita, el padre Bernabé Cobo, escribe en 1653 que en el Perú se “sirve la caygua (yerba trepadora cuyo fruto es una baya de unos 15 centímetros) en los guisados, principalmente en los locros...” y “…de esta cecina que ellos llaman charqui, y de la carne fresca, no sabían hacer más que una suerte de olla o guisado, llamado locro, con mucho ají, chuño, papas y otras legumbres”. Lo curioso es que tanto el yankalla papa lukru, o el sampu lukru, ambos platos del recetario original quechua, contengan carne de cerdo u oveja, cuando Cristóbal Colón recién en su segundo viaje (1493) introduce esos animales en el Nuevo Mundo, lejos de la cordillera de los Andes, lo que desmentiría que las recetas fueran tal cual se describen, o ancestrales. En un texto anónimo del siglo XVII, también se encuentra una referencia al locro donde las papas se comen cocidas o asadas. A su vez, Andrés Gutiérrez Usillo, en su libro ‘Dioses, símbolos y alimentación de los Andes’, dice que el locro, plato tradicional ecuatoriano, es básicamente un guiso con una base vegetal, principalmente de papa, pero observo que en Riobamba, se lo preparaba con carne de conejo secada al sol. El locro de cuchipapa, en el Ecuador, es una sopa espesa de papa. También hay locro de carne, de queso, de sangre cuajada (Yahuarlocro), y la gente pobre lo hace con papas destinadas a la alimentación de los cerdos. Como curiosidad, Krebs señala que en el libro ‘Recetas para la vida: consejos, costumbres y cocina de los fogones andinos’, en el rubro preparación y remedios para las mujeres para el parto y la fertilidad, se aconseja el locro de cuy (coballo o conejillo de Indias). Por supuesto que el locro actual ha pasado de una simple cocción de papas a una serie de agregados de ingredientes originales del continente americano, como el zapallo y el maíz, al que se le fueron adicionando otros productos a medida que recibía la influencia de los conquistadores españoles, devenidos luego colonizadores y más tarde nativos criollos. Por otra parte, en la historia de la gastronomía, este modo de cocción lenta con ingredientes que se tuvieran a mano, sean vegetales o animales, era común en todas las culturas (es de suponer que ya en las cavernas, sobre un cuero de animal atado a cuatro estacas y lleno de agua el hombre primitivo se guisaba su cena), particularmente en las clases sociales menos favorecidas económicamente, dando origen a lo que en Francia se llamo pot pourri, u olla podrida en España, luego cocido, pote para los gallegos, puchero en Argentina, y cuyo denominador en nuestra civilización Occidental, común en cuanto a ancestro culinario, ha sido la adafina, plato popular de origen sefardí, que contenía garbanzos, porotos, arroz y carne de cordero, cuya lenta cocción llevaba toda la noche del viernes al sábado (Shabat). El locro como preparación original de los países andinos, y las provincias del norte argentino con influencia quechua, aun variando en el modo y los ingredientes, básicamente se compone de maíz, porotos, zapallo, y variedad de carnes. Otro plato tradicional en Argentina es la carbonada. El origen del mismo es belga (carbonnade), y seguramente llegó a estas tierras vía algún soldado de los famosos Tercios españoles acantonados en Flandes. Es un guiso muy nutritivo, con maíz y se sirve dentro en un zapallo, lo que le da gran vistosidad. Algún revisionista histórico puede devolverle su impronta belga guisando la carbonada con cerveza. Nota publicada en cronicasdelaemigracion.com Feliz dia de la patria!!! Dra Claudia Jacobzon

@MakingFood
Publicado el 2015-05-15

Amigos comenzaremos hablando de la ACTIVIDAD FISICA: Definimos al concepto de Actividad Física como a un conjunto que realiza el cuerpo teniendo un gasto de energía mayor a lo que es el metabolismo, ( metabolismo basal : lo que gasto en reposo para mantenerme vivo), realizando un movimiento específico, que puede o no ser repetitivo, teniendo a esta característica como fundamental. Muchas veces es confundido este concepto con el de Ejercicio Físico, pero debemos hacer la diferencia en que este último término está basado en una Actividad Física que sigue una repetición, un planeamiento o bien un enfoque hacia mejorar una parte de nuestro cuerpo y fortalecer nuestras condiciones físicas. Los beneficios de realizar una Actividad Física regular están basados en las siguientes ventajas que enumeramos, entre otras: Menor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares Incrementa el consumo de calorías inclusive hasta 30 minutos luego de realizada la actividad Contrariamente a lo que se piensa, reduce el apetito Una actividad física acompañada de una dieta con menos calorías ayuda a perder Grasa Corporal en hasta un 98% Sin embargo, estos beneficios pueden ser contraproducentes por un exceso de Actividad Física en un tiempo corto y en forma repentina, causando desgastes celulares y físicos, además de una mayor posibilidad de contraer enfermedades por afectarse el Sistema Inmunológico. En contraposición al desarrollo de una Actividad Física moderada y frecuente, tenemos al Sedentarismo, siendo justamente un bajo o nulo ejercicio de movimientos en las actividades cotidianas, causando por ello una gran cantidad de afecciones y enfermedades. Además de ser causante de Enfermedades Cardiovasculares (siendo frecuente la aparición de Infartos de Miocardio) una de las consecuencias más evidentes del mismo es el aumento considerable de peso corporal, siendo originado principalmente por un mayor ingreso de calorías del que es gastado. Esto genera además una pérdida de la Movilidad de Articulaciones, sumado además a la Hipotrofia Muscular (es decir, los Músculos pierden su capacidad y aptitudes, atrofiándose), perdemos capacidad de reacción y además tenemos una disminución de la Circulación Sanguínea, con la manifestación de Varices. Es por ello que las personas que llevan una vida sedentaria además tienen una mayor tendencia hacia el desánimo, tienen una frecuente sensación de malestar y suelen tener una baja resistencia al cansancio, sintiéndose frecuentemente fatigados y con baja resistencia a las distintas actividades. Fuente Importancia de la actividad fisica Que tengan un excelente dia !! Dra Claudia Jacobzon Si te parecio interesante compartila!

@MakingFood
Publicado el 2015-05-13

Hoy lo cierto es que voy a escribir sobre mi postre favorito del cual lei algo sobre el origen ( aunque es mucho mejor disfrutarlo comiendo una porcion) el exquisito CHEESECAKE El pastel de queso tal y como lo conocemos ahora es el resultado de muchas modificaciones a lo largo de miles de años, se cree que su nacimiento se remonta 4000 años antes de la era actual, allá por la Antigua Grecia, en concreto en la isla de Samos. En la Antigua Grecia este pastel de queso se consideraba una auténtica fuente de energía y no en vano era alimento de los primeros atletas de los juegos olímpicos cuando estos comenzaron en el año 776 a.C, aunque no fue hasta el año 230 d.C cuando al escritor Ateneo se le atribuyó la autoría de la primera receta escrita del pastel de queso, en aquellos tiempos simplemente se calentaba el queso triturado en una cacerola de cobre con miel y harina para posteriormente dejarlo enfriar y servir. Cuando Grecia fue conquistada por los romanos, la tarta de queso se convirtió en un motín de guerra. Ellos modificaron la receta incluyendo huevo y horneándola entre ladrillos calientes, la rebautizaron con el nombre de libuma y era un pastel que solo se servía en ocasiones muy especiales. Con la extensión del Imperio Romano, la tarta de queso llegó al resto de los países de Europa, en donde cada uno fue modificando la receta original según sus gustos y tradiciones culinarias autóctonas. No fue hasta el siglo XVIII cuando este pastel comenzó a parecerse tal y como lo conocemos hoy en día, hasta que finalmente llegó a América llevada por los primeros colonos europeos. La adición del queso crema a la receta no llegó hasta 1872 cuando un fabricante quesero de Nueva York trataba de reproducir una variedad de queso francés, por casualidad obtuvo un queso suave y cremoso que años más tarde distribuyó envuelto en papel de aluminio y vendido en tiendas locales bajo el nombre de Philadelphia Cream. Fue en 1928 cuando la Compañía de Queso Kraft compró esta pequeña fábrica y aún todavía distribuye el queso crema conocido por todos. El cheesecake es desde principios del siglo XX un icono dulce para los neoyorquinos, cada cafetería se precia de tener una versión propia de este pastel en sus menús, aunque la autoría de la versión genuina se le atribuye a Arnold Reuben, un joven alemán que llegó a Estados Unidos para dedicarse a la restauración y que tras ser invitado a una cena donde probó una tarta de queso muy especial no paró hasta conseguir su propia versión, la del cheesecake neoyorquino. La Receta Original de la Cheesecake Americana: La receta está pensada para 6-8 personas. Ingredientes de la tarta de queso: Para el fondo de la tarta: 250g de de migas de Graham Crackers 80g de mantequilla fundida Para la parte superior 500g de crema de queso para untar, como la ya mencionada Philadelphia Cream Cheese 3 yemas de huevo 3 claras de huevo batidas hasta dejarlas al punto de nieve 125g azúcar en polvo Extracto de vainilla tipo Mc Cormick tarta de queso americana Preparación: – Precalentar el horno a 160º – Mezclar bien las miguitas de galleta con la mantequilla fundida. – Aplastar bien esta masa en el fondo (no hace falta engrasar el molde) y si hay muchas migas hacer que suban por los lados. – Meter el molde 10 minutos en el horno para calentar la esta base de galleta. Después lo sacamos. – Batir con una batidora eléctrica el queso con las yemas de huevo, el azúcar en polvo y el extracto de vainilla y después incorporar delicadamente las claras a punto de nieve para dar más esponjosidad. – Vertir la crema resultante en el molde. – Hornear durante 30 min aproximadamente. El centro deberá estar todavía bien húmedo (para probarlo puedes ayudarte de un palillo para comprobarlo). Truquitos para la cheesecake de la abuela estadounidense Para evitar que la tarta de queso sufra fisuras durante su horneado puedes, tener en cuenta estas puntuaciones: √ No sacar el cheesecake del horno rápidamente. √ Esperar a que el horno se enfríe un poco con la puerta cerrada. √ Abrir la puerta a los 5 o 10 minutos. √ Después meter el cheesecake en el freezer, al menos 3h antes de servir. √ Sacar la tarta de queso americano del freeezer 30 minutos antes de degustarla. Les dejo una receta , Hasta mañana! Que tengan un dia maravilloso Dra Claudia Jacobzon

@MakingFood
Publicado el 2015-05-09

Hoy un aforismo de Hipocrates para pensar un poco: QUE TU ALIMENTO SEA TU MEDICINA Y QUE TU MEDICINA SEA TU ALIMENTO En el año 460(A.C) nació, en la isla griega de Kos el fundador del primer sistema médico, HIPÓCRATES. Hipócrates falleció a la avanzada edad de 107 años. Observador profundo, escribió numerosos tratados en los que se recogió todo lo positivo de los conocimientos médicos de antiguas civilizaciones, suprimiendo lo que no eran más que supersticiones. Su principal reforma consistió en cambiar el criterio de atribuir a los dioses los fenómenos que se producen en el cuerpo humano, enseñando que éste depende de la fuerza vital y que los fenómenos biológicos están sometidos a leyes naturales y permanentes. Para Hipócrates, la salud es el estado de armonía perfecto de fuerzas es su equilibrio. La enfermedad es la encargada de restablecer el equilibrio perturbado es, pues, una reacción de conservación. Salud y enfermedad son las dos funciones que tienen el mismo objetivo, la conservación de la vida. Consciente de que la salud es el patrimonio más preciado que posee el ser humano, Hipócrates lanza el conocido aforismo que prescribe: "Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento". Ya en el primer volumen de sus obras dice: "Mantengo que las investigaciones acerca del régimen son uno de los objetivos de la medicina más dignas de atención. Contribuirán mucho, tanto a los medios de restablecer la salud de los enfermos como a la conservación de la misma en las gentes que disfrutan de ella". El médico, decía Hipócrates, no cura las enfermedades. Su papel debe ser el de intérprete y servidor de la Naturaleza. Es ésta -Natura Medicatrix- la que lleva a cabo las curaciones; la medicina no hace más que ayudarla, y sólo así cura. Buen fin de semana!! Dra Claudia Jacobzon